:.   Inicio > Coaching
coaching Sabadell terapeuta

Coaching. TRANSFORMACIÓN PERSONAL



En Sabadell, Jeroni Hernández resume muy brevemente el Coaching como la excelencia de la mutua comunicación y relación entre un profesional y su cliente.

Porque el Coaching es un proceso de acompañamiento a personas emprendedoras y con ganas de superación, para ayudarlas a conseguir sus objetivos, superando sus limitaciones y potenciando sus fortalezas.

Porque podemos hacer un trabajo de coaching encaminado a promover cambios en cualquier parcela de nuestra vida, tanto sea en el ámbito profesional como el familiar, social o personal.

Porque si somos personas que no nos conformamos como son nuestras relaciones, con la ayuda de un coach produciremos el cambio que modificará las situaciones insatisfactorias de nuestra vida, ya que a lo largo de un proceso de coaching, el coach ayuda al su cliente para identificar su situación actual y el lugar donde quiere llegar y juntos establecen objetivos y reflexionan sobre el plan de acción más adecuado para conseguirlos.

Durante las sesiones, el coach escucha y observa a su cliente y, a través de sus preguntas, le hace reflexionar sobre sus acciones, pensamientos, opiniones, etc.

Porque de esta forma le ayuda a desarrollar la habilidad para trabajar en equipo y así obtener los mejores resultados, ya que se reconoce y se confía en las capacidades de cada uno en su rol.

Aprende a confiar y delegar y todo el mundo puede centrarse en lo que mejor domina y es su fortaleza. Es el tipo de comunicación donde todos se siente valorado y reconocido y por tanto es fácil fluir y avanzar desde el respeto y la valoración personal y profesional.

Por todo ello Jeroni Hernández en su consulta de Sabadell nos recuerda de nuevo que podemos asegurar que el coaching es una de las herramientas más importantes de crecimiento personal y cambio, ya que como fruto de la observación durante años, ha podido constatar que -hay un antes y un después- para toda persona que pasa por un proceso de coaching.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?




El coaching va dirigido a toda persona que quiera cambios y mejoras en la su vida personal, familiar, social o profesional, y proporciona:
  • Ayuda a fijar mejores metas y alcanzarlas.
  • Apoya la persona para que haga más de lo que pudiera hacer sólo por sí mismo.
  • Un enfoque más claro que los resultados sean más rápidos.
  • Ayuda a la persona a descubrir y hacer más clara y objetivamente los cambios que desea en su vida.
  • Enfoca a la persona para que las metas que se marca, sean realistas, constatables y ecológicas para sí mismo, para su entorno y para su sistema de valores.
Se pueden beneficiar del coaching tanto los padres que desean mejorar las relaciones con sus hijos, como las parejas mejorando la comunicación y empatía mutuas. Tanto el joven emprendedor que quiere explorar todas las posibilidades con que contar para el éxito de su empresa o proyecto, pasando por el directivo que desea adquirir y mejorar sus habilidades en el manejo y maximización de los recursos humanos y personales.

BASES EN UN PROCESO DE COACHING




Por parte del coach, su compromiso será:
  • Poner al servicio del cliente todo su conocimiento, experiencia, confidencialidad y sinceridad.
  • Mantener en todo momento respeto y claridad sobre los objetivos solicitados.
  • Honestidad porque el enfoque marcado sea siempre en beneficio del cliente, y hacerle ver lo que por mucho que lo desee no sería lo mejor, ayudándole a descubrir nuevas metas u objetivos alternativos que le llevaran de forma más directa y precisa a su crecimiento personal.

Por parte del cliente se espera:
  • El compromiso de realizar las tareas que en cada visita se descubran como los escalones que se deben superar para llegar a la cima; o sea, colaboración y entusiasmo.
  • También se espera total sinceridad respecto a la información sobre los asuntos tratados con el coach.
  • Al igual que el coach guardará total confidencialidad, por el bien del proceso se espera la misma actitud del cliente.
  • Sinceridad a la hora de manifestar tanto la falta de compromiso, motivación o las dificultades que se descubran durante el trabajo.
  • Como señal de respeto mutuo, la observancia de lo programado, ya que esto aumentará la fuerza y eficacia del compromiso.
  • Especial compromiso en los horarios tanto de las visitas como los horarios marcados para la ejecución de las tareas acordadas.