:.   Inicio > Terapia Psicológica > Terapia por Hipnosis
terapia psicologica Sabadell psicologia psicologo

Terapia por Hipnosis. HIPNOTERAPIA


Antes de introducir la terapia por hipnosis me gustaría aclarar un par de puntos que aún en nuestros días quedan confundidos para la mayoría de personas. La hipnosis no es un estado mágico en el que un hipnólogo hace cambiar a cualquier persona según los deseos que ésta le solicite. No es una sumisión sin juicio al poder del hipnólogo que tiene la capacidad de transformar y/o manipular al hipnotizado. No es una varita mágica que todo lo puede. A riesgo de ser reiterativo, hago hincapié en estas aclaraciones porque muchos lo creen así.

El hipnólogo no tiene ningún poder especial, sino que es un profesional que conoce una serie de técnicas de hipnosis mediante las cuales ayuda a la persona a alcanzar estados alterados de conciencia, capaces de aumentar la sugestionabilidad y capacidad del hipnotizado, pero para que esto se produzca, la persona debe mostrar confianza en todo el proceso. La hipnosis se consigue alcanzando niveles de relajación muy profundos, que aumentan la concentración y focalización en el tema que queremos tratar. Para que una persona no pueda ser hipnotizada, basta con que no lo quiera, porque desde este momento su diálogo interno provocará una barrera entre el hipnólogo y ella misma.



La hipnoterapia es la terapia a través de la hiponisis y, con sus variantes y técnicas, es la herramienta más poderosa y específica para trabajar situaciones traumáticas del pasado que la persona no haya podido gestionar de forma saludable, porque éstas han quedado en el olvido y la persona ni tan solo se acuerda de que las haya vivido. De esta forma el pasado puede tener atrapado a una persona provocándole reacciones muy diversas y limitadoras: incapacidad para actuar de forma coherente ante estímulos o situaciones concretas, miedos y/o de pérdida de control, inseguridad, sentimiento de tristeza, de impotencia, ira, etc. De cara a la persona como no se acuerda de los hechos, para él/ella no ha habido ninguna causa determinante que justifique estas conductas, y es por ello que le genera dichas emociones negativas.

Para trabajar estas situaciones nos hará falta utilizar una técnica regresiva que nos permita ir a buscar en la zona inconsciente de la persona, donde quedan almacenadas todas las experiencias reprimidas que la persona no ha podido manejar, pero que no desaparecen sino que son la causa de estas conductas disfuncionales o patológicas. Es en estos casos que las técnicas de hipnosis regresivas juegan un papel muy importante para recordar, revivir y cambiar la experiencia que tiene en la persona atrapada en un estado de limitación y bloqueo, la mayoría de veces tan grave que no las deja avanzar en la su vida.

Otras funciones de la hipnoterapia son enseñar a la persona a potenciar el autocontrol, fomentar su autoestima mediante la autohipnosis y ayudarle a crecer como persona de forma autónoma, ya que la autohipnosis es potenciadora de los recursos personales con el aplicación de auto sugestiones determinados por la propia persona.

Cualquier persona se podría preguntar si esto ya no lo hacen otras líneas de tratamiento, y la respuesta es que sí, pero lo que tenemos que tener en cuenta es que existen muchos tipos de clientes/pacientes, y que cada uno tiene una tendencia a buscar herramientas o líneas que se adapten más a su idiosincrasia. Quedan atrás en el tiempo las sesiones de hipnosis con carácter mágico que solían tener entre hipnólogo y cliente, donde el primero era todopoderoso y el segundo un sujeto pasivo que habitualmente no recordaba nada.

Hoy en día mediante la hipnosis ericksoniana, una persona puede llegar a un estado alterado de conciencia, y trabajar en estado regresivo desde la dualidad de tener conciencia de lo que está haciendo y al mismo tiempo ser el protagonista de la historia. Esto le da confianza y le hace sentirse protagonista de su cambio personal.