:.   Inicio > Terapia Psicológica > Terapia para Inseguridad, Timidez y Baja Autoestima

Terapia para Inseguridad, Timidez y Baja Autoestima


Estos tres adjetivos van de la mano: Si la persona se siente insegura, se muestra tímida y apocada. Evita todas las situaciones en las que le gustaría participar, pero no se atreve por miedo a hacerlo mal y fue rechazada por ello. Al observar el comportamiento que tiene hace que no se guste a sí misma, y como una bola de nieve, va aumentando las situaciones de evitación, el sentimiento inferioridad y poca valía y esto a su vez aumenta la imagen pobre y deficiente que de sí misma tiene y que es lo que llamamos una baja autoestima.

Las soluciones que intentan los familiares con estas personas es intentar ayudarles haciendo las cosas por ellos, lo que, en vez de ayudar a superarse, lo que hacen es darle un mensaje no verbal: "no te preocupes, ya te hago yo!", esto lo capta la persona insegura y se reafirma en su creencia de que sin ayuda no puede hacerlo. Aumenta la bola de nieve: se siente más incapacitada y menos segura de sí mismo, lo que hace bajar más la autoestima.

Con los niños, es habitual hacerle los deberes en vez de dejar que los hagan ellos mismos, y aquí igualmente reciben un mensaje: t lo hago yo -por que no confío en ti- y sin mí no podrías. No sólo ocurre con los niños, también de cara a los adultos la tendencia es intentar salvarlos. La mejor actitud ante personas con estas características sería animarles a dar pequeños pasos adelante.

En definitiva cuando una persona tiene problemas de autoestima, o una baja autoestima, se traduce en una gran cantidad de problemas en diversos ámbitos de la vida. Suele sentirse más infeliz y mucho más limitada en cuanto a lo que puede o debe hacer.

Los rasgos más comunes de esta tríada: Inseguridad, timidez y baja autoestima pueden ser:
  • Duda si el proyecto, objetivo o lo más sencillo le saldrá bien.
  • Necesita preguntar y que los demás le confirmen y aprueben.
  • Evita siempre que puede exponerse: dar su opinión, preguntar si no ha entendido, hacerse visible.
  • Acepta muy mal las criticas.
  • Manifiesta muchas dificultades para relacionarse.
  • Suelen ser personas dispuestas a estar siempre al servicio de los demás para ser aceptadas; es decir, su creencia es: "me querrán lo que haga y no por lo que sea".
  • Se justifican y excusan continuamente.
  • Suelen compararse siempre con aquellos que ellos admiran.

Me gusta decir que "somos el resultado de nuestros pensamientos, por que estos generan acciones que se vuelven hábitos y éstos forman el carácter". Por eso creo muy importante enseñar a la persona el valor de nuestros pensamientos y cómo transformarlos en constructivos y activos.