:.   Inicio > Terapia Psicológica > Terapia para Obsesiones y TOC

Terapia para Obsesiones y TOC


La obsesión se forma cuando uno o varios pensamientos se presentan de forma incontrolada y reiteradamente sin que la persona pueda detenerlos por mucho que lo intente. Popularmente decimos, que es "como una cinta que no se puede detener dentro de la cabeza". Habitualmente la persona que sufre de obsesiones, obsesiona también intentado tener el control del pensamiento, pero la paradoja es que cuanto más lo intenta, menos lo consigue.

Las compulsiones son los actos repetitivos que la persona se ve obligada a hacer como respuesta a su obsesión, o lo que podrían decir: las soluciones intentadas del paciente para erradicar el pensamiento obsesivo. Un ejemplo sería la duda de la persona que vuelve repetidamente al lugar donde ha dejado el coche para verificar que la ha cerrado. Otra forma de compulsión sería realizar en contra de la voluntad de la persona diferentes "rituales salvadores" en determinadas situaciones, ya que el pensamiento mágico es que si no lo hace, sufrirá las consecuencias de lo que teme. Un ejemplo sería que debe vestirse siguiendo un orden determinado, porque si no lo hace tendrá un mal día o le pasará algo malo.

En el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, o TOC, la persona se ve obligada a hacer rituales propiciatorios o reparadores para intentar mantener un cierto equilibrio en su angustia.